Innovación de proceso

Actualizado: 5 ago 2021

Día con día podemos observar cómo las nuevas tecnologías e innovaciones irrumpen en el mundo moderno. Es común para nosotros consumir productos que están en constante cambio que permiten satisfacer necesidades y solucionar problemas de manera más sencilla. Sin embargo, existe otro tipo de innovación menos evidente para los consumidores finales pero igual de importante dentro de las organizaciones.

Además de centrar la atención en la innovación del ¿Qué? debemos darle la merecida importancia a la innovación del ¿Cómo? Con lo anterior, nos referimos a la innovación de proceso, fundamental para lograr de manera exitosa la atención y confianza del cliente.


Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico [OCDE] y la Oficina de Estadística de las Comunidades Europeas [Eurostat] (2006) la innovación de proceso es “la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, proceso de producción o de distribución. Ello implica cambios significativos en las técnicas, los materiales y/o los programas informáticos empleados”.


Como podemos ver, la innovación de proceso consiste en realizar cambios durante la producción y/o distribución de un producto o servicio. Sus objetivos son: reducir los costos de producción o distribución de los productos o servicios optimizando los recursos, mejorar la calidad de los mismos o bien, producir y/o distribuir productos o servicios nuevos o mejorados (OCDE y Eurostat, 2006).

La innovación en los métodos de producción se refiere a las nuevas técnicas, equipos o programas informáticos empleados para desarrollar y automatizar la cadena de producción de cualquier producto o servicio (OCDE y Eurostat , 2006; Montiel, 2020). Un ejemplo de este tipo de innovación es la cadena de montaje implementada en la industria automotriz por Henry Ford para el ensamblaje del Ford T. Esta innovación de proceso, que posteriormente se popularizó en el resto de las industrias, permitió agilizar la línea de producción reduciendo los costos y los tiempos de fabricación del automóvil.

Por otro lado, la innovación en los métodos de distribución consiste en la mejora de los equipos, programas o métodos de suministro de la materia prima necesaria, así como en la distribución final de los productos o servicios hacia los puntos de venta (Montiel, 2020). Por ejemplo, las aplicaciones desarrolladas directamente por algunos restaurantes que permiten ordenar comida a domicilio sin la necesidad de un servicio intermediario que aumente los costos de entrega.


Lo más importante para conseguir el éxito, es mostrar a los clientes que las mejoras en los procesos se verán reflejadas en mejores resultados. Si una organización quiere ser innovadora y mantenerse competitiva en estos tiempos de cambio, tendrá que innovar tanto en sus productos como en sus procesos, así como en la forma de comunicarlos y adaptarlos a los desafíos que van surgiendo (ESIC Business Marketing School, 2018).


Para hacer más claro este tema, tomaremos como ejemplo a la empresa mexicana Tubepol, que innovó en el proceso de rehabilitación de todo tipo de tuberías. Recordemos esas enormes tuberías de concreto que están bajo nuestras calles y que al dañarse o desgastarse necesitan ser reemplazadas. Para hacerlo, se debe excavar, sacar las tuberías y volver a pavimentar, lo cual implica varias semanas de trabajo y calles cerradas que impiden la circulación de personas y vehículos. Mediante su innovación, Tubepol logra el mantenimiento y la rehabilitación de las tuberías de drenaje y agua potable sin requerir excavación. Por medio de la aplicación de un filtro de poliéster que se impregna con resina y se infla dentro de la tubería a tratar, se forma un nuevo conducto dentro del ya existente, mejorando así el proceso en un menor tiempo de instalación, a un menor costo y con una vida útil mínima de 50 años.

Como observamos, la innovación de proceso es igual de relevante que todos los tipos de innovación debido a que nos permite optimizar los tiempos y recursos con los que contamos. De esta manera podemos ofrecer productos y/o servicios de mejor calidad a nuestros clientes, asegurando su confianza y lealtad hacia nuestra organización.

En Complexity & Innovation Hub (CiHub) somos el lugar donde sí ocurre la innovación. Nuestra meta es llevar a las organizaciones al siguiente nivel evolutivo, con diversas metodologías, técnicas y estrategias, capitalizamos sus fortalezas y encontramos caminos que logren la innovación, sostenibilidad y rentabilidad en sus proyectos.

CiHub, transformando el conocimiento en negocio.



 


Referencias

ESIC Business & Marketing School. (2018). Innovación de procesos: innovar no va sólo de tecnología. ESIC. Recuperado el 28 de febrero de 2020 de https://www.esic.edu/rethink/tecnologia/innovacion-de-procesos-innovar-no-va-solo-de-tecnologia


Montiel R., J. (12 de mayo de 2020). ¿Qué es la innovación de proceso?. Profesionistas. Recuperado el 28 de febrero de 2020 de https://profesionistas.org.mx/que-es-la-innovacion-de-proceso/


Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y Oficina de Estadística de las Comunidades Europeas. (2006). Manual de Oslo. Guía para la recogida e interpretación de datos sobre innovación. Grupo Tragsa. http://www.itq.edu.mx/convocatorias/manualdeoslo.pdf


TUBEPOL. (s.f.). Rehabilitación. Soluciones Tubepol. Recuperado el 28 de febrero de 2020 de http://www.tubepol.com/

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo